jueves, 10 de diciembre de 2009

El Carmen, año 1980

Año 1980 - Calle Víctor Astudillo


En nuestro cantón hay numerosas personas que hicieron historia quienes atravesaron varias calamidades, sufrimientos y dificultades que prácticamente están olvidados permaneciendo en el anonimato y que lamentablemente no se les ha rendido ese merecido tributo por entregar parte de su vida por estas tierras en las que depositaron sus esperanzas para hacerlas progresar.

BREVE RESEÑA HISTÓRICA

El Carmen nace como tal, en un conflicto limítrofe entre Pichincha y Manabí. Los territorios que hoy ocupa El Carmen, pertenecen a Manabí desde que por Ley del 25 de junio de 1824 se creó la provincia de Manabí. En 1961 contraviniendo el Decreto Legislativo, del 28 de septiembre de1830 al crearse la parroquia de Santo Domingo perteneciente al cantón Quito, se cercenan estos territorios a nuestra provincia.
Teodoro Wolf en 1892 a lo igual que el coronel Marco A. Bustamante, director del Instituto Geofísico Militar y el capitán Víctor Manuel Madrid, ambos quiteños colocan en la zona de Manabí a El Carmen en el año de 1852 .
Los decretos del 15 de noviembre de 1946 y 21 de febrero de 1947 confirman que El Carmen, ha sido, y será manabita.
En la primera década del S. XX llegaron los ilustres agricultores manabitas Don Agustín Carranza de Calceta y Segundo Angulo de Convento. Para el año de 1950 llegaron más personas de distintos lugares por motivos de la sequía especialmente de Loja, El Oro y Manabí y años después de nuestra vecina paria Colombia, personas que llegaron decididas a trabajar por esta tierra. Entre varias personas que llegaron a El Carmen citamos a: Ángel Barreto, Pedro Vega, Rosendo Loor, Carlos Salazar, Segundo Mala, Jacinto Cedeño, Cirio Verduga, José Moreira, Tito Moreira, Manuel Arcos, Julio Cabezas, José Palacios, entre otros, además tenemos a Juan Rivas y Eneas Mauri (religiosos) y a la familia Garzón Delgado de Colombia.
Como este lugar tan solo era conocido con el nombre de “KILÓMETRO 35” los moradores reunidos en la casa de don Ramón Guevara deciden tomar como patrona a la Virgen de Nuestra Señora de El Carmen, sustituyendo con el pasar de los años el nombre del kilómetro 35 por el de Recinto de la Virgen del Carmen celebrando así la primera fiesta en honor de la misma los días 14, 15 y 16 de Julio de 1950.
Oficialmente este lugar es designado con el nombre de El Carmen cuando en 1966 el Ilustre Municipio de Chone, presidido por el Sr. Salustio Giler crea las parroquias de El Carmen, Maicito, La Esperanza. La falta de límites entre Manabí y Pichincha determinó que surgieran problemas de regionalismo y de intereses contrapuestos haciendo que el conflicto alcance su mayor violencia en el año de 1966, cuando después que Chone creara las parroquias mencionadas.
El 4 de Diciembre de 1966 un grupo de estudiantes vinieron a reafirmar sus derechos territoriales, sufriendo un accidente de tránsito en que el fallecieron 35 jóvenes del Normal Eugenio Espejo de Chone. El día anterior el estudiante Very Loor había sido abaleado en las calles de El Carmen.
En vista de tales acontecimientos la Asamblea Constituyente estudia el caso y presenta un informe para hallarle una solución definitiva. El 10 de Enero de 1967 los diputados de Manabí y Pichincha resuelven que el Km. 27 y medio de la Vía Chone-Santo Domingo sea el límite de las provincias. Además se resolvió que se procederá con la Cantonización de El Carmen y Santo Domingo con las jurisdicciones de Manabí y Pichincha. Luego el 8 de junio de 1967, la Asamblea Constituyente en cumplimiento de la resolución del 10 de enero dictó la resolución 0.79 mediante el cual se eleva a la categoría de cantón a El Carmen y Santo Domingo, determinando que en un mínimo de 90 días se convocara a elecciones populares para elegir autoridades y es por eso que se convoca a elecciones el 5 de noviembre de 1967.
El Carmen inició su vida cantonal el 3 de Julio de 1967. El Primer Consejo Municipal se instaló el 23 de Enero de 1968 y estuvo integrado de la siguiente manera: Presidente Dr. Luis Félix López, Vicepresidente Sr. Regis Ricaurte Mendoza. Concejales: Egdo. Colón Ortega Mendieta, Prof. Amador Vera Vera, Prof. Vicente Muñoz Torres, Sr. Gabriel Rivera Cedeño, Sr. Galo Suárez Palacios y el Sr. Silvino Vera Vera.
A partir de 1967 inició un acelerado crecimiento poblacional con el aporte de numerosas familias procedentes de las provincias de Manabí y de otras provincias, quienes se dedicaron principalmente a la agricultura.

video

martes, 8 de diciembre de 2009

GENTE EMPRENDEDORA


Desde la colonización de El Carmen, muchos personajes han contribuido y contribuyen incansablemente con su progreso y desarrollo. Ser un cantón floreciente no ha sido un proceso fácil ya que se ha necesitado varios años de lucha para ganarnos este apelativo y sobre todo la constancia de aquellas personas que han hecho que nuestro cantón crezca a pasos agigantados. El Dr. Miguel Horacio Zambrano, Secretario del Juzgado de lo Penal y a la vez uno de los espectadores y protagonistas del avance de nuestro cantón, señala a través de un profundo análisis, a aquellos seres humanos que han desempeñado y que cumplen un rol muy importante en la evolución de El Carmen. Hace énfasis de la primera administración municipal cuando era muy difícil efectuar el ordenamiento de la ciudad, tarea que tuvieron que realizar el Consejo Cantonal presidido por el Dr. Luis Félix López. Las arduas labores emprendidas por las diferentes administraciones municipales han hecho que El Carmen genere múltiples cambios que hasta hoy los podemos observar. El Dr. Ramón Horacio Zambrano en sus administraciones se preocupó por la expansión de las vías y caminos vecinales del cantón. El Lic. Plinio Loor centró su administración en la apertura de instituciones educativas y del desarrollo de la Manga del Cura. Es relevante destacar el espíritu altruista del Sr. Tobías Zambrano, también presidente del Consejo Cantonal quien donó algunos terrenos para el colegio de señoritas que llevaría el nombre de su madre Lastenia Isabel Vera Pinargote y de igual forma donó los terrenos donde se encuentra el Cementerio General.

Es necesario destacar el trabajo del Sr. Humberto Vásconez, quien desempeñó una gran labor como dirigente sindical, del Dr. Tito Alcívar Rodríguez y todos sus colaboradores quienes se preocuparon por la construcción del Centro de Salud y actualmente de la tarea que está realizando la Lic. Mariana Cedeño de Alcívar quien se ha destacado como funcionaria municipal ejecutando excelentes proyectos para el beneficio de la comunidad carmense. El Dr. Miguel Horacio Zambrano destaca la administración municipal de Hugo Cruz Andrade, ya que a través de las obras visuales que ha efectuado se está observando el engrandecimiento y se ha mejorado la imagen de la ciudad beneficiando al ornato del cantón que en otras administraciones no lo han hecho. Es así como hombres y mujeres valientes que ya no están con nosotros ocupan un lugar importante dentro de nuestra historia, quienes dieron los primeros pasos para el progreso de El Carmen. Es necesario reconocer que existen personajes anónimos que lamentablemente han sido olvidados y otras personas quienes de una u otra forma siguen aunando esfuerzos a través de sus actividades comerciales para convertir a tierra en uno de los cantones mas productivos de Manabí. El Carmen ha sido y será tierra linda, próspera, fértil, con gente trabajadora que es capaz de dar la vida por ella. Es nuestro deber como carmenses, tomar como ejemplo la lucha de aquellos que fueron capaces de entregar y dedicar la vida por LA PUERTA DE ORO DE MANABÍ, es un compromiso que cada uno de nosotros debemos de asumir.

EDUCATIVO – DEPORTIVO – SOCIAL


En el ámbito educativo son varias las personas que han aportado a El Carmen, quienes han sido un gran baluarte para educar y preparar a los profesionales que ahora sirve a su cantón, tales como los profesores: Mariana Benalcázar de Carranza, Amador Vera, Augusto Alcívar, Plinio Loor, Vicente Muñoz, etc. En el plano deportivo son varios los que han fortalecido el deporte en el cantón contando con destacados dirigentes que de una u otra forma trabajaron y trabajan vigorosamente por mejorar las dirigencias deportivas, citamos a Moisés Garzón Delgado – primer presidente de la Liga Deportiva Cantonal ya legalizada-, Jorge Garzón Delgado, Napoleón Garcés, Humberto Vásconez, Eloy Garcés, Hugo Cruz Andrade, etc. En el ámbito social se destacan a varias personas que desde la colonización de El Carmen aportaron a su engrandecimiento cuando era un recinto del catón Chone y que paulatinamente fueron avanzados a pesar de los obstáculos, mencionamos a la Sra. Bertha Delgado, Rosendo Chérrez, José Palacios de la Cruz, Agustín Carranza y toda su generación, etc.

SR. ASTALFO BARBERÁN

Astalfo Barberán García, nació en el cantón Chone, arribó al kilómetro 33 alrededor del año de 1962, cuando éste era un lugar montañoso, lluvioso, sin energía eléctrica, un recinto que se proyectaba con mucho futuro debido a la fertilidad de sus tierras y habitado en su mayoría por varios choneros y lojanos, el mismo que fue codiciado por la provincia de Pichincha con la finalidad de adherirlo conjuntamente con la parroquia de Santo Domingo al cantón Quito.

Los problemas limítrofes se iniciaron con más intensidad el 4 de diciembre y en estos enfrentamientos fueron vejados, encarcelados en el cuartel de la Policía –que se encontraba a lado de la iglesia-, varios ciudadanos defendían estas tierras como heredad manabita, entre ellos don Astalfo Barberán, donde un policía que había sido lesionado de los enfrentamientos apareció en el cuartel enfurecido a golpearlos con la culata de un fusil.
Ya una vez creado el cantón El Carmen jurídicamente y efectuadas las elecciones, se inició con el nombramiento de las primeras autoridades y entre ellas se nombró como notario a Astalfo Barberán, cargo que desempeñó durante un año. El 3 de Julio de 1968 se celebraba el primer año de aniversario de cantonización con un desfile estudiantil en el que participaba su hijo el Dr. Bosco Barberán a quien le dieron la noticia de que habían encontrado a don Astalfo en el asiento de su oficina sin vida, seguramente debido a un infarto.
Falleció ejerciendo sus funciones y justamente aquel día fue a la oficina a trabajar cuando debía ser un día de descanso y tal vez la emoción de celebrar el primer aniversario y la preocupación de su trabajo incidió en su muerte, ya que en aquella festividad fue cuando prácticamente se reconoció estas tierras como manabitas y los que defendían esta tesis se sentían embargados de la emoción. Todas aquellas personas que lo conocieron determinan esa calidad humana que tenía y lo recuerdan como un hombre respetuoso, sencillo, servicial y trabajador.

DR. COLÓN ORTEGA MENDIETA

Colón Ortega Mendieta nació en Chone el 2 de octubre de 1931. Sus estudios los realizó en la escuela Juan Montalvo de su ciudad natal, los secundarios en el colegio Eloy Alfaro de Bahía de Caráquez, llegando a graduarse en el colegio Vicente Rocafuerte de Guayaquil. Ingresó a la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Guayaquil y en marzo de 1977 obtuvo el título de médico después de varios años de ser egresado. Llegó a tierras carmenses en el año de 1963 donde se enamoró y se casó con la Sra. Concepción Giler Ferrín, con quien procreó cinco hijos.
Ejerció varias funciones políticas entre ellas fue uno de los primeros concejales cuando El Carmen fue ascendido a cantón y por dos ocasiones llegó a ser Presidente del Consejo Cantonal. Además fue uno de los primeros catedráticos del Colegio Nacional Mixto El Carmen gracias a la exigencia del Dr. Luis Félix López, primer presidente del Consejo Cantonal y además encargado de la Dirección Provincial de Educación.
En sus períodos como político ejecutó varias obras como: la extensión de la electricidad en el cantón, la construcción del mercado municipal, se preocupó de hacer crecer los barrios legalmente y a mantener escuelas municipales a pesar de los escasos recursos que poseían, ya que Colón Ortega fue el segundo Presidente del Consejo Cantonal y en aquel tiempo era muy difícil gestionar ante el Gobierno para realizar alguna obra material.
Perteneciente al partido velasquista llegó a cococer a varios personajes políticos de nuestro país entre ellos a: José María Velasco Ibarra, León Febres Cordero, Sixto Durán Ballén, Rodrigo Borja quien personalmente le pidió a Colón Ortega que sea parte del movimiento Izquierda Democrática, pero éste no acepto por lealtad a su partido político. En su profesión como médico ejerció un gran papel cumpliendo con su verdadera tarea de salvar vidas, destacándose como un gran partero y dando prioridad a la atención de los niños. Retirado por completo de la política y abandonando su profesión como médico, dedicó sus últimos años de vida a la agricultura, actividad por la que sentía mucha pasión.
Aparentemente el Dr. Ortega parecía una persona seria, enojada que no tenía trato con nadie, pero todos aquellos estereotipos desaparecían cuando se conocía a este gran hombre que se lo recuerda como una persona franca, leal y sincera y que tal vez por estas cualidades muchos opinaban diferente. Sus amigos mas cercanos aseguran que el Dr. Colón poseía una característica muy particular ya que tenía un lapsus o una fase de su vida en la que se encontraba mal genio, pero cuando ya pasaba por esto, era el mejor de los amigos. Lamentablemente falleció el 12 de mayo de 2008 debido a un infarto cardíaco mientras realizaba a su rutina diaria.

SRA. BERTHA DELGADO DE GARZÓN


Bertha Ofelia Delgado de Garzón nació el 11 de marzo de 1920 en el pueblo de San Cayetano en el departamento de Cundinamarca, Colombia. Sus estudios primarios los realizó en su pueblo natal y los secundarios en la ciudad de Bogotá. Siendo niña pierde a su madre y tiempo después cuando tenía 15 años fallece su padre.
Recién terminado el colegio tuvo que adherirse al magisterio como maestra de escuela para mantener a sus hermanos. Simultáneamente estudiaba Química y Farmacia sin llegar a graduarse, trabajando en un laboratorio con una doctora alemana de quien aprendió una cantidad de secretos.
A los 23 años contrae matrimonio con el señor Nepomuceno Garzón González con quien procreo 8 hijos. Debidos a las persecuciones políticas que eran víctimas los liberales en Colombia, su esposo pide asilo en Ecuador en el año de 1952, llegando primero la familia a vivir en San Miguel de los Colorados y después fijando su residencia definitiva en el recinto de la Virgen de El Carmen donde ejerce un verdadero apostolado a favor de los enfermos y necesitados contribuyendo simultáneamente a otros valiosos elementos del insignificante El Carmen de 1953 que no 200 habitantes.
Durante muchos años prestó su ayuda como voluntaria con un puesto del Servidor Nacional de Erradicación de la Malaria. Fundó la primera Cruz Roja de El Carmen y mantuvo por muchos años su farmacia ejerciendo una gran labor social sobre todo con las personas de escasos recursos económicos.
La razón de su vida fueron sus hijos, falleciendo recién llegada a Ecuador el quinto de ellos llamado William con síntoma del mal del ojo, experiencia que la dejó marcada para toda su vida ya que debido a su ignorancia acerca de este mal su pequeño hijo murió a pesar de que sus vecinos de San Miguel de los Colorados ya se lo habían advertido. Cuando alguna madre llevaba a su hijo para que se lo atendiera doña Bertha y a simple vista descubría que estaba ojeado, ella prefería no atenderlo porque se le quedó tan presente las características de la persona ojeada que le sugería que lo lleve a curar inmediatamente a curar del mal.
Como madre realizó grandes esfuerzos y sacrificios por sus hijos y con el sueño de que fuesen unos profesionales los llevó incluso a estudiar a Quito a pesar de las dificultades y limitaciones cuando aquellos tiempos trasladarse a Quito significaba un día entero de viaje y por tal razón podía visitar a sus hijos después de largas temporadas.
Gracias a su gran características humanitaria muchas mujeres recibieron el auxilio de sus manos y trajeron al mundo a sus hijos, sin importarle la distancia y los grandes obstáculos que debían atravesar, pero siempre llena de satisfacción porque recibía la enorme gratitud de las personas que ayudaba.
Conocedora de muchos secretos para curar enfermedades tales como cálculos, hepatitis, cirrosis, alergias, inflamación de vesícula entre otras, muchas personas acudían a ella desde Tulcán, Guayas, Quevedo, Esmeraldas, etc, por la fe que le tenían. Y su gran labor no se limitó solo a ayudar en el ámbito de la medicina, sino que daba hospedaje a las personas que llegaban en ese tiempo a El Carmen y además estaba convencida de que la mujer debe prepararse para aportar a su hogar y a la sociedad.
La pérdida de un alto porcentaje de su visión central hizo que vendiera la farmacia, decisión que la afectó anímicamente y una caída donde se fracturó el fémur fue el pretexto para fallecer el 15 de febrero de 2005 a la edad de 86 años, cuando El Carmen se volcó a despedir a una gran mujer que nacida en otra patria contribuyó enormemente con nuestro cantón.

PRF. FEDERICO AMADOR VERA VERA

Federico Amador Vera Vera, maestro normalista nació el 25 de enero de 1910 en Bachillero, parroquia de Tosagua. Siendo un esforzado legionario de la educación y dueño de una vasta y bien cimentada ilustración, escaló uno a uno desde los primeros peldaños de la difícil profesión en su carrera

Según declaraciones del Prof. Vicente Muñoz, señala que Amador Vera Vera llegó al “Kilómetro 35” enamorado de dos cosas: de estas tierras y de una mujer. Enterado de las pretensiones expansionistas de Pichincha, ya que en esa época el recinto de la Virgen del Carmen era el punto de discordia entre manabitas y pichinchanos, logró la creación de varias partidas docentes que se ubicaron en sitios estratégicos para defender la integridad territorial y es así que el profesor Amador inició una campaña de promoción cívica orientada a afianzar nuestra identidad manabita. Cabe señalar que Amador Vera fue uno de los principales protagonistas que coadyuvó a la cantonización de El Carmen y además fue el ideólogo de los símbolos de nuestro cantón como: la bandera, el escudo y de las estrofas del himno cantonal.
Amante de la música de guitarra, de la poesía y de la sabiduría, muchos lo recuerdan paradógicamente como el “Chiquito Vera” debido a su 1.90 de estatura y alrededor de 250 libras de peso. Llego a ser concejal participando en la primera lid electoral cuando se efectuó la cantonización de El Carmen. Después de haber pasado por las filas de la política se jubiló y se dedico a escribir varios libros. Sus trabajos literarios han ocupado lugar preferente en muchos órganos de publicidad no solo dentro de nuestros país sino fuera de los linderos patrios, llevando hasta Colombia, Cuba y Uruguay su mensaje de confraternidad americana plasmados en sus versos que han sido acogidos con aplausos e interés en periódicos de dichos países.

Amador Vera fue un idealista porque escribir al amor, editar periódicos con niños, ir afanoso por la tierra manabita sembrando escuelas, escribir himnos a los cantones a las instituciones de cultura, desentrañar las leyendas de nuestros pueblos, hizo que su vida esté llena de satisfacciones como ser humano. Enfermo y con una avanzada edad falleció en Guayaquil.
Es así que Amador Vera tiene un puesto destacado en nuestra historia y en la de varios cantones de Manabí que con abnegación desarrolló una labor amplia de extensión cultural y de integridad territorial.

DR. JORGE GARZÓN DELGADO

Jorge Garzón Delgado, nació el 29 de marzo de 1944 en Colombia. Debido a las persecuciones políticas de las que era víctima su padre Nepomuceno Garzón, por ser militante liberal, se vieron obligados a exiliarse en nuestro país arribando a San Miguel de los Colorados en el año de 1952. Gracias a la fama que poseía su madre doña Bertha Delgado para curar varias enfermedades, llegaron a vivir en el recinto de la Virgen de El Carmen lugar donde fijaron su residencia y donde fueron protagonistas del progreso de nuestro cantón.
Sus estudios primarios, secundarios y superiores los realizó en Quito, llegándose a graduar como médico en 1973 en la Universidad Central. Heredó las cualidaddes solidarias que caracterizaban a su madre y desde muy pequeño sintió aquella vocación de ayudar a los demás. Contrajo matrimonio a los 19 años cuando estaba en la secundaria con la Sra. Mariana Riacurte con quien procreó cuatro hijos.
La dificil situación de prepararse como médico y a la vez de compartir la responsabilidad de velar por su hogar, le obligó a realizar actividades laborales tales como: vender lápices, comino, electrodomésticos, libros, etc., para poder mantener a su familia. Llegó a ser jugador profesional en el equipo deportivo Aucas de Quito un par de años, actividad que le ayudó a suplir sus necesidades económicas y la que tuvo que abandonar para dedicarse a sus estudios. Gracias a los secretos que le heredaba su madre, pudo prácticar sus conocimientos de medicina mientras estudiaba, labor que le ayudó a mejorar su situación económica y además a contribuir con la colectividad carmense.

PROF. VICENTE MUÑOZ


Vicente Muñoz nació en Chone el 28 de octubre de 1942. Sus estudios los realizó en la escuela Juan Montalvo y los secundarios en el Normal Eugenio Espejo de su ciudad natal, llegándose a graduar el 2 de mayo de 1960 como profesor. Se casó con la Sra. Rosa Delgado Vélez con quien procreó siete hijos. Llegó a tierras carmenses el 3 de junio de 1963, lleno de esperanzas en busca de una nueva vida, a trabajar y a ser parte del desarrollo de aquel “kilómetro 35” que en aquellos tiempos no eran más que unos terrenos con paisajes campestres que se encontraban en plena convulsión. Trabajó como profesor en la escuela José Luis Cárdenas y por gestiones del Comité Pro Pichincha lo expulsaron del recinto, razón por la que tuvo que irse a vivir a San Luis de Cajones.
Recuerda las características de El Carmen a principios de la década de los 60: unas cuantas casas y algunas propiedades de los primeros colonos que a partir del año 63 al 67 se sobre pobló de aquellos habitantes que trataban de huir de la sequía que aquejaba a varias provincias costeñas. Nos señaló que debido al crecimiento demográfico y comercial de esta zona es cuando nace la idea de cantonizar a este recinto, idea que nació de Vicente Leví Castillo, poeta guayaquileño.
El 4 de diciembre de 1966, ha sido una fecha que la recordará siempre debido a los fuertes enfrentamientos entre pichinchanos y manabitas cuando una gran cantidad de ciudadanos, especialmente de Chone, vinieron a defender la causa manabita con el lema “El Carmen, Maicito, y La Esperanza son nuestros”. Lamentablemente fallecieron en un accidente vehicular más de 38 jóvenes estudiantes del Normal Eugenio Espejo debido a que la policía, que cumplía órdenes desde Quito en forma violenta, los obligó a retirarse de manera precipitada y es aquí donde aparece el nombre de Vicente Muñoz en la lista de fallecidos debido a que lo confundieron con su primo llamado Vinicio Carrillo, quien tenía características parecidas.
Vicente Muñoz ha sido uno de los precursores de la vida política de nuestro cantón formando parte del primer Consejo Cantonal. Además fue uno de los organizadores de la Liga Deportiva Cantonal, diecisiete años concejal suplente, como partidario del velasquismo ha llegado a ser el tercer vocal principal en Manabí y ha desempeñado varias actividades comerciales.
Como todo buen profesor afirma que a él le enseñaron a enseñar y es por ello que 37 años de su vida la ha dedicado al magisterio y 25 de ellos los ha ejercido como director de escuela, llegando a ser presidente de la UNE. Se jubiló con el placer del deber cumplido, reconociendo que esta digna profesión no da fortuna pero sí una gran satisfacción que la asemeja como un apostolado. Actualmente se dedica a presidir la Cooperativa de Transporte “Los Leones” teniendo en mente varios proyectos productivos que desea ejecutar.
Hablar de la vida de don Vicente es abrir un libro lleno de experiencias que le han enseñado a ser mejor humano, a quien agradecemos por su predisposición con los estudiantes porque de él hemos aprendido acerca de la historia de El Carmen que muchos ignoramos y que se ha convertido en el portavoz de los hechos que han marcado nuestra historia.

DR. RAMÓN HORACIO ZAMBRANO

El Dr. Ramón Horacio Zambrano, uno de los personajes que ha contribuido con el progreso de El Carmen, llegó a este cantón en el año de 1967 desde Portoviejo como representante del Consejo de Centros Agrícolas de Manabí a brindar ayuda a los agricultores y ganaderos, ya que esta institución fue la primera entidad manabita que prestó sus servicios a El Carmen.
Fue designado por dos ocasiones como Presidente del Consejo Cantonal. Una etapa la presidió durante la dictadura militar (1972-1976) y la otra a través de elección popular (1984-1986). En su primera administración se preocupó por darle forma al pueblo, lotizando terrenos y efectuando la apertura y ubicación de nombres a las calles de nuestro cantón, trabajo que se realizó a través de planos, avalúos y catastros.
Otras obras que efectuaron es sus administraciones fueron enfocadas al sistema vial en el que se ejecutó la apertura de más de 200 km. de caminos vecinales, obra que se creó con la ayuda de agricultores y comunidades. La red de este sistema vial extendió a Bramadora, Río de Oro, Santa Rosa, La Raíz, Cajones, San Pedro de Suma y se realizaron trabajos para empatar la vía Suma – Pedernales en la que el Dr. Zambrano fue el primero en pasar en un carro del Ministerio de Agricultura y Ganadería en calidad de Presidente del Municipio.
Se ejecutaron otras obras como: la adquisición de la primera volqueta municipal destinada al aseo de las calles, ya que anteriormente esta actividad se la realizaba con una carreta halada por una mula, además se realizó la compra del primer edificio municipal, las construcciones del parque “La Madre”, de la urbanización Sosón Paspala, Lotización Jesús del Gran Poder, UPOPICH (actualmente Fundación Por ti Jesús), Dispensario Médico del IESS, la adquisición de los terrenos que se encuentra ubicados en las calles Eloy Alfaro y 4 de Diciembre donde actualmente se almacenan las máquinas del municipio, etc.
Cabe mencionar que durante su última administración se aprobó la obra de alcantarillado de aguas lluvias y aguas servidas con una primera asignación de 50000 sucres realizada a través del CRM que se entregó en sus últimos días como Presidente del Municipio, dinero que se invirtió en la siguiente administración del Prof. Carlos Sánchez en la que se inició con dicha obra, pero que lamentablemente las demás administraciones no se preocuparon en continuarla.
El Dr. Ramón nos dio a conocer que también se inició la obra de agua potable en los siguientes gobiernos municipales con una asignación de mil millones de sucres, recursos entregados en la presidencia de Rodrigo Borja, los que no se invirtieron apropiadamente en la ejecución de esta importante obra y es relevante señalar que actualmente nuestro cantón no cuenta con estos servicios básicos los que impiden desarrollarse en su totalidad, debido a la despreocupación de nuestras autoridades por continuar y culminar con estas obras que tal vez no son visuales porque se encuentran bajo tierra pero si necesarias para el avance de nuestro pueblo y además porque como ciudadanos las merecemos.
Varias experiencias unas buenas y otras malas a través de su carrera política de servicio al cantón han hecho del Dr. Ramón Horacio Zambrano un ser humano lleno de satisfacciones, convencido de que El Carmen es uno de los cantones que más resalta en Manabí en cuanto a progreso.

lunes, 7 de diciembre de 2009

DR. LUIS FÉLIX LÓPEZ

El Dr. Luis Félix López, oriundo de Calceta fue uno de los hombres que luchó para que nuestro cantón sea considerado tierra manabita. Derrotado políticamente en Guayaquil, viajó a El Empalme y finalmente fijó su residencia en el recinto de la Virgen del Carmen, justamente cuando estas tierras se encontraban en disputa territorial y lugar donde recuperó su prestigio político.
Al llegar a este recinto se asoció con el Dr. Colón Ortega con quien montó un policlínico en el que ambos desempeñaron su profesión por mucho tiempo. Cuando se suscitaron los problemas limítrofes, Luis Félix López formó parte de la causa manabita llegando a presidir el comité que defendía nuestros legítimos intereses. Posteriormente se produjo los enfrentamientos de 150 miembros de la Policía de Quito contra los estudiantes que habían venido a protestar desde Chone, tiroteo en el que falleció el estudiante Very Loor, el mismo que fue atendido por los doctores López y Ortega. Más tarde los galenos fueron detenidos y recuperaron su libertad después de dos horas.
Ya resuelto el problema de límites y efectuada la cantonización de El Carmen, el 5 de noviembre de 1967 se realizan las elecciones para elegir a los dignatarios municipales, encabezando al Movimiento Popular Manabita el Dr. Luis Félix López, quien posteriormente fue posesionado como el primer presidente del Consejo Cantonal. Una de las funciones mas complejas que tuvo que cumplir este primer municipio fue la de estructurar la parte administrativa sobre todo cuando no existía el apoyo del Gobierno Central, ya que las gestiones tenían que realizarlas con sus recursos personales.
Luego de ejercer algunos cargos como Diputado y Gobernador de la Provincia de Manabí, viajó a México a especializarse en endoscopía gastrointestinal. Regresa a Ecuador a seguir participando en la política llegando a ser Subsecretario del Ministerio de Gobierno en la presidencia de Rodrigo Borja. Otra de sus facetas aparte de la de ser un amante político fue la de un destacado escritor y uno de sus grandes logros los conquistó en México con su novela "Los Designios", lugar donde fue galardonado por obtener el primer lugar en la categoría de mejor novela a nivel latinoamericano y el segundo lugar a nivel iberoamericano, novela escrita orgullosamente en El Carmen en aquellas noches de invierno en la que narraba la vida del montubio, del cholo, las angustias de los manabitas y por supuesto sus costumbres y tradiciones.
Ejerció la presidencia de la Casa de la Cultura Núcleo Guayas por varios años en los que desempeñó un papel a favor de las futuras generaciones. Su salud se resintió abandonando de su cargo en el mes de julio de 2008. Falleció el 17 de diciembre del mismo año.